Cómo mejorar la interacción con tu hijo!

El juego es una parte fundamental en la vida y en el crecimiento del niño.

Es el primer contacto que tiene con un adulto cuando hay interacción y es la forma de interacción con sus iguales en los primeros años de vida.

Los niños juegan solos, con los padres, con los abuelos y con amigos y un buen juego es la creación de vínculos con su entorno.

Así pues, hoy es aconsejamos 3 juegos para potenciar y mejorar el vínculo entre las MAMÁS y los pequeños. Jugar es la mejor manera de aprender.

1-La mejor forma de relajaros con tu hijo es con un masaje conjunto.

A partir de 2 años podéis ya hacer este tipo de juego. Solo necesitáis una pelota de goma grande y todo listo para un rato maravilloso.

Consiste en que el niño tumbado boca abajo y la MAMÁ sentada a su lado, va pasándole la pelota haciéndole círculos por todo el cuerpo mientras va recordando por qué parte del cuerpo está el balón mientras se hace el masaje.

Con este juego trabajamos la relajación del pequeño, es un juego tranquilo pero esencial también para ellos, mientras que  vamos recordando las partes del cuerpo.

Podéis variar el juego haciéndole adivinar por qué parte del cuerpo está pasando la pelota.

Luego podéis pedirle hacerlo al revés…y que el pequeño pase la pelota por vuestra espalda.

  1. Seamos cocineros!

Me encuentro con muchas madres que siempre me dicen que no tienen tiempo de nada y menos de cocinar porque el niño siempre quiere jugar. ¿Entonces porque no jugamos a cocineros?

A partir de los 2 años aparece el juego simbólico, donde los niños imitan el comportamiento de los adultos.

¿MAMÁS, PAPÁS, ¿queréis ir a comprar sin que quiera ir al parque?  y ¿cocinar con ellos al lado mientras están tranquilos? Proponerle entonces jugar a cocineros.

¡Pero con delantal y gorro! Eso es siempre más divertido.

La actividad consiste en hacer las rutinas del día a día como si se tratase de un juego.

Proponerle que os ayude a cocinar, ir a comprar y acabareis los dos con las manos a la obra como en los mejores restaurantes. Déjalo que amase la masa, que ponga la sal y que remueva la ensalada.

Mientras jugáis a cocinar será un buen momento para crear el vínculo y aprender nuevo vocabulario.

  1. Haz actividades conjuntas con ellos.

Hacer deporte con ellos es el mejor plan para fomentar el vínculo, a parte de los beneficios del deporte como tal.

Rugbytots os ofrece este tipo de plan con sus sesiones conjuntas con padres mientas ellos practican deporte en un ambiente divertido y agradable con niños de su edad.

¿Aún no lo conocías? Encuentra más información en www.rugbytots.es y ya verás cómo te enganchas a esta experiencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *