¡De los garabatos al trazo! Conoce las fases del dibujo infantil:

Como maestra de infantil, muchos padres me preguntan si los dibujos o lo que dibujan sus hijos tiene algún significado.

Durante los primeros años de vida pasamos por muchas fases partiendo del grafismo y poco a poco y con la motricidad gráfica los niños pasan de los garabatos a un trazo más controlado.

Pero lo más importante para que esto suceda, es que el niño primeramente ha de conocer su cuerpo y experimentar con él para así saber dibujar sus partes.

La fase del “dibujo” propiamente dicha puede vivirse en diferentes etapas:

Etapa inicial (18 meses): Sobre los 18 meses, los pequeños descubren el grafismo como algo para dejar impregnado en un papel. Descubren por primera vez lo que es “dibujar”.

Garabato descontrolado (2 años): Son los garabatos descontrolados, no tienen intención de dibujar nada, solo lo hacen por placer, y a veces ni miran cuando están dibujando. En esta etapa solo dejan marcas en el papel.

Garabatos controlados (3-4 años): En esta fase los niños aprenden a hacer rayas en diagonal, ya son capaces de controlar el codo, y a partir de aquí ya aparecen los círculos (ya son conscientes que son una persona y que hay un entorno que les rodea). Representan la cabeza con un círculo.

Sobre los 3 – 4 años los niños intentan unir el punto de inicio hasta el final si hacen cualquier dibujo (es decir, cerrar la redonda)

Aquí los dibujos tampoco tienen intencionalidad, pero el niño hace el esfuerzo de intentar que el dibujo se parezca lo que es para él ese objeto o persona.

Etapa Pre-esquemática (4-7): En esta etapa tienen la intencionalidad de representar personas u objetos. La figura humana evoluciona mucho, pero aún no está definida. (Empiezan a diferenciar dos conceptos (cara y cuerpo). En la cara aparecen ojos y boca y en el cuerpo dibujan las extremidades (piernas y brazos).

En esta fase el dibujo esta desordenado, ellos se dibujan en el centro y las otras cosas o objetos volando por el papel.

Etapa Esquemática (7-9 años):   En esta etapa el niño ya introduce la línea del suelo en el papel. En esta fase los adultos hemos de ir explicando como dibujar cada parte del cuerpo, es decir, hacerles conscientes de las medidas.

Las partes más importantes de los dibujos las hacen más grandes y el resto, elementos más pequeños, pero lo hacen inconscientemente sin darse cuenta. Aparecen también las figuras geométricas.

¡Así pues, si quieres que tu pequeño conozca su cuerpo , prueba una clase de motricidad ovalada con nosotros!

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *